Escalera minimalista

ENTRE MONTES

REVISTA DEL IES MONTES ORIENTALES

Edición Distópica

ESPACIOS DESHABITADOS

Todo esfuerzo es inútil si no tenemos un camino

Toca despedir un curso difícil, quizás el más difícil de todos los que he vivido, marcado por la pandemia del COVID-19 y sus estremecedoras consecuencias. Todos (alumnado, profesorado y familias) nos hemos adaptado admirablemente a la enseñanza no presencial. Una modalidad educativa que nos parece casi una contradicción en los términos, porque enseñar y aprender es un intercambio que requiere la presencia, la mirada, el gesto y el contacto que se transmiten en el aire como la luz y el sonido, silenciosa y rotundamente; un proceso vertebrado por las emociones que, a duras penas, consiguen atravesar las pantallas. Pero lo hemos hecho, con gran esfuerzo por parte de todos y todas, echándonos de menos en muchos momentos y sintiendo que nos faltaba algo, que nos faltaban las miradas de los demás.

Cuando volví al instituto el 18 de Mayo después de meses de ausencia, sentí que no reconocía el espacio. La pizarra muda con los últimos mensajes de aquel viernes de marzo. Los pasillos silenciosos y las aulas vacías no son nada. El instituto sois vosotros y vosotras, alumnado, profesorado y familias que llenáis el espacio convirtiéndolo en un lugar habitable donde aprender, enseñar, abrazar y compartir. Parafraseando a George Orwell, “lo importante no es solo mantenerse vivo, sino mantenerse humano”.

Deseo expresar mi reconocimiento, más especial que nunca este año por las extraordinarias circunstancias vividas, a todo el profesorado que, de una u otra forma, ha dejado una huella imborrable en estas aulas. En septiembre, se trasladarán definitivamente: Manuela Navío, con nosotros desde 2012, organizadora de inolvidables viajes e intercambios culturales de francés; Ana Padial, en Iznalloz desde 2011, a quien siempre apoyaremos en su defensa de las lenguas clásicas y las humanidades desde el Departamento de Latín; mi compañero de Departamento de Inglés Mister Israel Martín, al que nunca olvidaremos por su talante y sus míticos solos de guitarra, como dice la canción, “you will never walk alone, but always with us”. Y qué difícil despedir a nuestra actual coordinadora de biblioteca Belén Blázquez, querida compañera y amiga, fuente inagotable de sensaciones poéticas y consejos humanos desde el año 2004, simplemente dedicarle un verso de Zab G. Andrade: “Aceptar las cosas como vienen es saber ir”.

De la misma manera, quiero manifestar mi profundo agradecimiento, una vez más, a tantos compañeros y compañeras que, en prácticas, en comisión, o interinamente, han dado ejemplo de implicación, profesionalidad y trabajo diarios durante todo este difícil período. Todos habéis sido, y seréis, parte de la maravillosa historia del IES Montes Orientales y con estas palabras os deseo todo lo mejor en vuestros nuevos destinos.

Rafael Herrera Bonet,  Director

©2020 por ESCUELA DE CALOR.